Historia cofradía

Historia de la Cofradía Penitencial Ntro. Padre Jesús Atado a la Columna

Con motivo de unas misiones que se realizaron en el año 1942, un grupo de feligreses de la Iglesia Parroquial de Santiago el Real durante el Vía Crucis realizado por la Santa Misión sacaron en Abril de 1943 en procesión la imagen de “Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna”, que se venera en dicha Iglesia, hecho que se repitió días después en la Semana Santa. A raíz de estas salidas e invitados por el Sr. Cura Parroco de Santiago el Real pronto surgió la idea de formar una Cofradía Penitencial, para tributar el mayor culto posible a dicha imagen, y poco después, el 9 de Mayo se reunieron 103 feligreses para constituir la cofradía, siendo el 23 de Mayo cuando se aprobaban los estatutos en Cabildo General nombrando como primer Presidente de la hermandad a D. Mariano Rodríguez Martín, y el 11 de noviembre lo hacía el Arzobispado de Valladolid. Así nace la Cofradía Penitencial de N.P. Jesús Atado a la Columna.

En estos primeros estatutos se marcaron las directrices de la cofradía, en las que primaba la hermandad entre los miembros, el culto a la imagen titular y la seriedad en los desfiles procesionales. También se organizaba la cofradía en varias clases de hermanos según su función dentro de la misma y exponía los miembros que debían componer la Junta de Gobierno. Se instauró el triduo a nuestra imagen titular y el juramento de ingreso a la cofradía, que con el paso de los años se ha perdido. Son los primeros años los de mayor esplendor y entusiasmo,  trabajando con mucha ilusión por ir consiguiendo todo el material necesario para sacar el paso en procesión, tarea más difícil entonces, pues los medios económicos eran muy escasos.

Es entonces, en la Semana de Pasión de 1944 cuando la Cofradía instaurará una procesión propia llamada “De Caridad”, que actualmente es una de las más antiguas e importantes dentro de la Semana Santa Medinense. La misma partía en un principio de la Iglesia de San Martín y posteriormente desde la iglesia de Santiago el Real, haciendo paradas en el Hospital de Simón Ruiz, en el Asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados (actual Residencia 3ª edad “San José”) y centros dolientes de la parroquia para dirigirse a la “cárcel”- Palacio Testamentario-, donde se indultaba a un preso,. En un principio la imagen que se procesionaba portada a hombros era la realizada en el siglo XVI por el imaginero Domingo Beltrán de Otazu, la talla de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna.

En 1945 y por suscripción popular, la imagen de “La Borriquilla” es adquirida principalmente gracias a las aportaciones de los niños de las catequesis y de fieles que contribuyeron económicamente. Fue ubicada en una capilla de la Iglesia Parroquial de Santiago, porque desde el primer momento este templo promovió las colaboraciones para conseguirla y mostró su disponibilidad para darla cobijo. Como consecuencia de esta adquisición se creó la procesión de las Palmas, actualmente llamada “de la Borriquilla”, y un triduo con los niños de Medina en honor al Divino Maestro entrando triunfante en Jerusalén, organizados ambos por nuestra cofradía.

Pasados los primeros años de consolidación de la Cofradía, en el cabildo general del 21 de Marzo de 1949, se decide por unanimidad construir un nuevo paso para esta Cofradía que se denominará “Lignum Crucis” o “Santa Cruz”. Fue construida en madera, colgando de ella un sudario blanco, como se hizo constar en el acta de aquel cabildo. Se decidió que cuando estuviera terminado, seria escoltado en principio por cofrades de la hermandad, más tarde por la O.J.E. y actualmente los hermanos de nuestra Cofradía lo cubren de nuevo. Diversos avatares sufrió este paso a lo largo del tiempo, guardándose en una capilla colateral de la Iglesia Parroquial de Santiago el Real de Medina del Campo.

En los años 50 se produce la segunda gran época de la Cofradía, si bien es cierto que desde su fundación en el año 1943 no había dejado de crecer.

Ya comenzada la década de los años 50, la cofradía disponía de dos pasos: Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna y la Santa Cruz. Será una época de esplendor para la Cofradía y la Semana Santa medinense.

Un nuevo paso se sumará a los dos que ya disponía la Cofradía, el “Santísimo Cristo de la Agonía” (1563 – 1565, Domingo Beltrán de Otazu). Fue encontrado junto a una de las paredes de la torre del campanario de la Iglesia Parroquial, no se conoce la fecha con exactitud pero existen referencias sobre él en el primer Reglamento de la Cofradía de 1943. Debido a su pésimo estado de conservación y pese a los escasos medios económicos de los que disponía la cofradía, se decidió en noviembre de 1951 su restauración, y en 1953 tras la aprobación del Arzobispado, fue trasladado al taller del escultor Francisco González Macías, en Madrid, donde se procedió a su reparación y policromía, realización de la cruz y tallado del paño de pureza, ya que no disponía del mismo.

Cuando el Santísimo Cristo de la Agonía estuvo en Medina, surgió la idea de que los obreros de Ferroaleaciones lo acompañasen, añadiendo un nuevo hábito procesional (hoy en día inexistente). Así surge la sección del “Santo Cristo de la Agonía” que siempre dependió de la cofradía de “Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna”. Este Cristo fue alumbrado por miembros del Centro Social Católico de Obreros durante varios años.

En el año 1954 comenzaron su andadura los “Rosarios de penitencia”, cuando un grupo de jóvenes decidió implicar a los hombres medineses para pedir a Dios por el fin de la invasión de Hungría por parte de las tropas rusas. En años sucesivos de la mano de los miembros de Acción Católica y la JOC. En principio la procesión penitencial salía de la iglesia de San Martín en las noches del Lunes y Martes Santo con la imagen del “Cristo de los rosarios o de la Penitencia”, anónimo del siglo XVI. Actualmente es la que mejor conserva el carácter austero de las procesiones castellanas de antaño. En ella sólo participan hombres, que cantan los misterios del rosario y con sus voces rompen la noche a su paso por las calles más emblemáticas de la villa, portando este cristo a hombros durante todo su recorrido.

Una fecha clave es el año 1957 donde nuestra penitencial cofradía “restaura” y comienza a organizar estos Rosarios.

A finales de los años 60, la imagen de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna se sustituirá por la del Santo Cristo de la Agonía en la “Procesión de Caridad”. Coincidiendo con los tiempos que se vivían en España en ésta época, la Semana Santa sufrirá una importante decadencia, cuyo resultado se verá relejado entre otras cosas, en que la sección del Santo Cristo de la Agonía no disponga de suficientes hermanos para escoltarlo el Viernes Santo, quedando varios años sin desfilar. Con el cambio en la procesión de Caridad, se consigue que procesione el Jueves Santo. Además se toma la decisión de hacer una carroza sobre ruedas para el Santísimo Cristo de la Agonía, puesto que la imagen de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna se procesionaba sobre unas andas y que posteriormente se dejó de sacar en andas para sacarle en carroza sobre ruedas.

A principios de los 70 se recuperó una tradición de los años 50 la imagen de N.P. Jesús Atado a la Columna será escoltada por una sección de la guardia civil con traje de gala, en la procesión General del Silencio.

Entre los diversos hechos acaecidos en esta época, podemos destacar la caída en picado del número de cofrades que asistían a las procesiones, así como la desaparición del triduo como celebración de hecho dentro de los actos religiosos de la cofradía; una progresiva y vertiginosa reducción del número de hermanos cofrades afiliados a la misma, hizo caer a la hermandad en una importante crisis.

Sin embrago a comienzos de los 80,  se empezaría a vislumbrar lo que podía ser el resurgimiento de la Semana Santa medinense, coincidiendo con la creación de la Junta Local de la Semana Santa en 1983. La procesión de Caridad fue creciendo con el paso del tiempo, incorporándose a la misma el paso de la Oración del Huerto, en la cual el Jueves Santo, a las once de la noche, todos los cofrades  asistían a la Hora Santa, para después comenzar una procesión en la que desfilaban todas las cofradías de la localidad.

La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna comenzaría a renacer a partir del año 1985. Volvieron a tomar importancia los cabildos y los actos propios de la Cofradía; debiendo remarcar la gran labor llevada a cabo por el Presidente, Don José Manuel Fernández, que había sucedido en el cargo a Don Valentín García Rodríguez (Presidente de 1984 a 1985).

Serán años de importantes cambios para esta hermandad, muy dinámicos y con multitud de proyectos. Se produce la recuperación del Triduo en honor a las tres imágenes. En 1986 se creará la sección de la banda de cornetas y tambores siendo la primera cofradía medinense en disponer de banda propia. En octubre de 1987 se consigue al fin aprobar la realización de una medalla como distintivo de esta Cofradía y la creación de un boletín informativo, el cual se distribuye bianualmente, en Semana Santa y Navidad.

Y la década de los 90, una de las de mayor impulso para la Cofradía  dará comienzo con el proyecto más ambicioso hasta ahora hecho por la misma, la construcción de una sede social. Dicha sede se construyó en dos etapas con el esfuerzo de los propios cofrades, celebrándose su inauguración el día 15 de Febrero de 1992, así la Cofradía se convirtió en la primera de la localidad en contar con un edificio de estas características. En ella, además de albergar a las carrozas en las que procesionan los pasos, se desarrollarán los ensayos de la banda de cornetas y tambores, así como otras actividades culturales. A día de hoy, la sede no deja de tener actividad durante todo el año, lo cual nos alegra ya que con esa idea se construyó.

En 1993 la Cofradía celebró su cincuentenario con diversos actos como misa de hermandad, una exposición de Cofradías de Jesús Atado a la Columna y una fiesta campera.

Este año 1994 fue de gran trascendencia, ya que por discrepancias con la junta de Semana Santa, la Hermandad decidió no incorporar más pasos a esta procesión trasladando su salida a las nueve de la noche, únicamente con la imagen del Santísimo Cristo de la Agonía, por lo que desde esa fecha, de manera individual, esta procesión retornó a sus orígenes siendo exclusivamente la cofradía quien alumbra y escolta a su paso. Este mismo año, se decide realizar una Promesa de Silencio, que será leída siempre por un hermano cofrade que previamente lo haya solicitado a la  Junta de Gobierno, ante la imagen del Santo Cristo de la Agonía  momentos antes de la procesión, siendo así la primera cofradía de la localidad en llevar a cabo públicamente éste acto.

En 1994 se decide en Cabildo la realización de una nueva Santa Cruz, “La Cruz Desnuda” cuyo proyecto fue encargado al escultor zamorano Ricardo Flecha. Este paso empezó a procesionar en 1995.

Llegamos al año 2001, en diciembre se inauguró la segunda planta de la Sede Social, gracias al gran esfuerzo de aquellos cofrades que pusieron su tiempo libre y ganas para realizar este proyecto. Así quedó la primera planta para guardar las carrozas e instrumentos y para los ensayos de la Banda de Cornetas y Tambores, y la 2ª planta para oficinas, sala de reuniones y ocio, teniendo en la parte de atrás un garaje.

En este mismo año se produjo un nuevo y muy significativo cambio en el comienzo de la procesión de Caridad. Adelantando el horario unos minutos los suficientes para que la Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía, colocada en el atrio de la iglesia, frente a la imagen del Crucificado, comience a tocar, dando paso a su salida del templo, al compás de tres marchas,  ante el silencio y la atenta mirada de todos los allí congregados. Es un momento único en la Semana Santa de Medina del Campo, muy emotivo y lleno de profunda devoción.

El siguiente gran proyecto que tenía la Junta de Gobierno de la cofradía era realizar una nueva carroza para la imagen titular. Tras varios contactos con el maestro tallista Luis Hernández Hernández, éste accedió a nuestra petición, siendo él personalmente el encargado de realizar todas las tallas de manera artesanal, con motivos renacentistas y sobre madera de nogal español, montadas sobre armazón de chopo por Luciano Piñero Domínguez. En ella colaboraron más personas, como Román Valles en el asesoramiento de la madera, Fco. Javier López en el barnizado, Filomeno Martín y Feliciano López en la estructura metálica, Maribel Ramón en las faldillas y Jesús Sáez en el tema eléctrico.
En el año 2005, se da por concluida la obra pudiendo procesionar ese mismo año y realizando una serie de actos para su inauguración, como una misa, un concierto de la banda en la iglesia, una cena y un cuadríptico a todo color con fotografías de la carroza, explicando las tallas de la misma.

En ese mismo año en el mes de Febrero, la imagen titular de la cofradía, fue trasladada hasta la capital vallisoletana para ser expuesto en la Exposición “Varón de Dolores”, organizada por la Junta de Semana Santa de Valladolid, la Diputación de Valladolid y la Junta de Castilla y León. Como consecuencia de esta exposición, previamente a la imagen se la realizó una restauración de limpieza y conservación, llevada a cabo por la restauradora Carmen Santamaría.

Posteriormente y en el segundo semestre de 2006, teniendo en cuenta los informes que había realizado Carmen de Santamaría sobre el estado de la imagen de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna, se llevó a cabo la restauración necesaria para que no sufriera riesgos y se realiza la misma en la Parroquia de Santiago el Real sin necesidad de trasladarla. La restauración es llevada a cabo por Consuelo Valverde dentro del convenio firmado por la Junta de Semana Santa de Medina del Campo y la Junta de Castilla y León.

En Septiembre de 2006, se produce un gran acontecimiento en nuestra localidad, el XIX Encuentro Nacional de Cofradías, el cual resulto muy satisfactorio y participativo, recibiendo gran cantidad de visitas de cofrades de todas las provincias españolas. Se realizaron conferencias, charlas, mesas redondas, concierto y pasacalles de las bandas de la localidad y una procesión con la Virgen de las Angustias, Patrona Perpetua de la Villa.

Y en octubre del mismo año, la cofradía sufrirá un cambio importante en lo que se refiere a su directiva, más concretamente a su Hermano Mayor, que hasta esa fecha y desde 1985 era Don José Manuel Fernández renunciando a su cargo en ese Cabildo General y en el que salió nombrado presidente Don Julián Velasco.

A mediados de 2007, el Cristo de la Agonía es restaurado en nuestra Parroquia, igual que nuestra imagen titular, gracias al convenio firmado por la Junta de Semana Santa de Medina del Campo y la Junta de Castilla y León. El taller restaurador fue el de Carlos Ávila de la cercana localidad de Tordesillas. De esta forma la imagen del Santísimo Cristo de la Agonía quedo restaurada a tiempo para poder procesionar sobre su nueva carroza al año siguiente.

Nuestra cofradía ha sido imagen para varios reportajes de revistas cofrades, siendo de gran satisfacción para la hermandad, ver como todo el trabajo y esfuerzo que se lleva a cabo, es difundido a poblaciones lejanas a la nuestra, ya que en 2007 el reportaje realizado por la Revista “El Flagelo” de la localidad murciana de Cartagena y en 2008 la Revista “La Columna” de Úbeda (Jaén) fueron quien lo dieron a conocer.

En Abril de 2007 la cofradía recibe la notificación de la web “www.valladolidcofrade” de que se le había concedido el Premio Hachón de Oro, máxima distinción que realizaba esta web a las páginas que divulgaran e hicieran promoción de la Semana Santa.

Otro gran acontecimiento que se vivió durante este año fue la celebración del 20º Aniversario de la Banda de Cornetas y Tambores, ya que la creación de ésta fue en 1986 pero salió en procesión por primera vez en 1987. Fueron muchos los actos celebrados, un concierto en la Parroquia, se hicieron muñecos cofrades conmemorativos para cada miembro de la banda, una cena de hermandad, un DVD y un cuadriptico con la historia de la banda y todos sus componentes. Uno de los actos más emotivos fue la presentación el mismo día del concierto, del estandarte de la banda, realizado artesanalmente y de manera desinteresada por  Maribel Ramón. La banda de la Cofradía es uno de los pilares más activos de la misma, y como tal no deja de realizar actividades.

El año 2008, también iba a traer cambios a nuestra hermandad, siendo uno de ellos el final de un ciclo, ciclo de renovaciones de nuestras carrozas, ya que primeramente fue la de la Cruz Desnuda, luego la de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna y en este año la del Santísimo Cristo de la Agonía. Una carroza realizada en madera de pino alistonado, integramente por los hermanos cofrades y con la colaboración de especialistas, amigos y colaboradores de la cofradía y que en todo momento quisieron colaborar. La presentación y bendición de la carroza se hace en Marzo de 2008, en nuestra Parroquia, con una gran afluencia de público y en la que participo con un concierto la banda de cornetas y tambores. Se realizó un cuadriptico con fotografias, proceso de elaboración y datos técnicos. La mayor parte del proceso de la carroza, en cuanto a trabajo de diseño y carpintería ha sido llevado a cabo por Juan Carlos Revuelta, ayudado por Julián Velasco y Filomeno Martín y en el que se contó con Diego Valles para la realización de las tallas y Fco. Javier López para el barnizado de la misma, habiendo sido asesorados previamente por Román Valles. Jesús Sáez y Maribel Ramón fueron los encargados del tema eléctrico y las faldillas respectivamente.

También la cofradía programó un acto con la banda de cornetas y tambores, coordinado por la Junta de Gobierno y el Párroco de Santiago el Real, D. José Manuel Caballero. Este fue un Concierto Solidario en la Residencia de la 3ª Edad “San José”. Sus cinco ediciones tenían como fin acompañar y visitar a los ancianos que allí residen, haciéndoles pasar una tarde agradable, acercándoles un poquito la semana santa mediante la música cofrade.

En la Semana Santa de 2008, se realiza un cambio significativo en la Procesión de Caridad del Jueves Santo, ya que se modifica por completo el recorrido, abarcando ahora calles más centricas de la localidad, intentando así realzar más aún la Semana Santa de la localidad.

En 2009 nuestra imagen titular, Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna, es trasladada a la Ciudad de Valladolid para participar en la Exposición Damnatus, organizada por la Junta de Cofradias de la capital vallisoletana. La exposición de celebro durante los meses de enero y febrero en la Sala de Exposiciones de las Francesas.

Desde ese año, la ornamentación floral de los pasos sufrió un gran cambio, unificando criterios puesto que las carrozas nuevas requerían otro tipo de decoración. Se formó un grupo de voluntarios cofrades para la realización de dicha decoración, que aunque sin mucha experiencia en esta labor, cada año consiguen superarse gracias a su esfuerzo e ilusión. Los centros florales se realizan gracias a la aportación voluntaria de flores por parte de los cofrades y devotos de nuestras imágenes.

El año 2010 va a se un año especial, un año en el que se suceden diferentes actos que quedaran en la historia de esta cofradía.

Con el afán de iniciar oficialmente la Semana Santa de esta cofradía el 14 de marzo de 2010, tuvo lugar en la Sede Canónica el primer Pregón de la Cofradía. Con este acto se inaugura el tiempo de Semana Santa para nuestra cofradía y también se presentan las novedades musicales de la banda de cornetas y tambores. En la primera edición del Pregón la  banda estrenó su primera marcha propia “Y nunca pidió clemencia”, de los compositores David de la Cruz y Andrés Pasan, dedicada al Santísimo Cristo de la Agonía, siendo la primera banda medinense en tener su propia marcha.

En el segundo semestre de 2010 notifican a nuestra Sede Canónica que será la Sede de las Edades del Hombre que se celebrara en nuestra localidad conjuntamente con Medina de Rioseco desde Mayo a Noviembre de 2011. Durante este año, para la cofradía transcurrirá de modo diferente, ocasionando varios traslados y obligada a realizar varios cambios debido a la celebración de las Edades del Hombre “Passio” en nuestra Sede Canónica la Iglesia de Santiago el Real. Los cultos pasan a realizarse a la Capilla de las Hijas de Jesús, la salida de los pasos se realiza desde el Centro Cultural Integrado “Isabel la Católica” menos la imagen titular que lo hace desde la Colegiata de San Antolín, teniendo que modificar lógicamente los recorridos.

Este mismo año y gracias a la Asociación Mujeres en Igualdad, los beneficios obtenidos en el rastrillo benéfico a beneficio del patrimonio que realizan anualmente son destinados para la restauración del paso de la Borriquilla que se encontraba en mal estado. La restauración es comenzada por la restauradora Eva Petit a final de 2010, concluyendo la misma en 2011.

Con motivo del VI Centenario de las procesiones de disciplina más antiguas y como acto central, la Junta Local de Semana Santa organizó una Magna Extraordinaria Procesión el 9 de Abril, en el que participaban los pasos titulares de las cofradías y un nuevo paso de Ricardo Flecha, Cristo en brazos de la muerte. La procesión comenzó desde el Centro Cultural San Vicente Ferrer y finalizó en la Plaza Mayor de la Hispanidad. La imagen titular de N. P. Jesús Atado a la Columna, salió desde la Iglesia Colegiata de San Antolín debido al cierre de su templo habitual por la exposición “Passio”, algo inédito hasta la fecha.

La Revista Cultural “Enclave” realiza un reportaje visual sobre nuestra procesión de Caridad, mostrando imágenes y entrevistas sobre algo tan emblemático como esta procesión.

Este mismo año, el 5 de Noviembre, se celebra el IV Encuentro de Mujeres Cofrades en nuestra localidad, teniendo como acto central un Rosario en el que se procesionó al Santísimo Cristo de la Penitencia y a la Virgen de la Soledad. Como detalle, decir que era la primera vez que el mencionado crucificado sería portado por mujeres, correspondiendo a tal fin las cofrades, Celia Rodríguez, Nadia González y Sandra Cesteros.

Se crea un Concurso Fotográfico, una nueva actividad para la cofradía y para todas aquellas personas que deseen participar. Se realiza al final de Diciembre una exposición en el Centro Cultural Integrado “Isabel la Católica” con todas las obras presentadas.

El año se cierra con una gran noticia para la Semana Santa de Medina del Campo, siendo que se recibe la Declaración de Interés Turístico Internacional, algo que lleva detrás el esfuerzo, trabajo y sacrificio de los cofrades de la localidad.

En 2012 llegará, con grandes acontecimientos para la cofradía, el 25º Aniversario de la Banda de Cornetas y Tambores, bajo el lema “25 años de música con sentimiento”. A esta fecha llega como director musical Pablo Descalzo llevando 11 años al frente de la misma, y Roberto Díez como coordinador de trompetas y José Luis Fuertes como coordinador de percusión. Se realiza un acto en la Iglesia de Santiago el Real el 11 de marzo, el acto más significativo del aniversario en el que se estrena la tercera marcha propia, “Aniversario en Santiago” de Félix Javier García y David de la Cruz. Se produce dentro del mismo, el hermanamiento con una de las mejores bandas de la geografía española, la abulense Banda de CCTT “El Amarrado”.

Para concluir los actos de aniversario de la banda, se realiza en la parroquia un Concierto de Villancicos que a su vez tendrá un fin benéfico en favor de Cáritas con una operación de recogida de productos de higiene y aseo personal en el que participaron el Grupo Vocal Espiral, el Coro de Catequesis de la iglesia de Santiago el Real y la Banda de Cornetas y Tambores.

Igualmente se celebraría otro aniversario, el 25º Aniversario de la Revista Cofrade Damnatus. Una revista que sirve como fuente de información a cofrades y feligreses y en la que colaboran diferentes personas de la localidad y de diferentes puntos de nuestra geografía.

Se realiza un hermanamiento con la Archicofradía de Nuestra Señora de las Angustias de Medina del Campo. Una decisión que se llevó a cabo por parte de ambas directivas en la que se certificaba el trato cordial y generoso, además de ser partícipe en sus propias decisiones, teniendo en su historia lazos de unión y fraternidad. Se realizan dos actos, el primero el 25 de Marzo en la Iglesia Parroquial de Santiago el Real coincidiendo con el pregón y el siguiente el 29 de Marzo en la Iglesia Colegiata de San Antolín en el último día de la novena.

Dentro de las gestiones propias de la cofradía esta en mantener e incrementar el número de cofrades, por ello se lanza una campaña de captación bajo el lema ¿quieres ser cofrade?

Se convoca la segunda edición del concurso de fotografía y como otra nueva actividad la primera edición de dibujo navideño. Se realiza exposición en el Centro Cultural Integrado “Isabel la Católica”.

2013 es un año muy especial para la cofradía, se celebra el 70º aniversario de su fundación.

Dentro de los actos del aniversario, se convoca un concurso de cartelería para tener un cartel que anuncie y represente todo los actos del aniversario. El ganador es Jesús Sáez López con la obra “El Atado”.

Posteriormente se realiza en el Centro Cultural Integrado “Isabel la Católica” una exposición del 70º Aniversario con todos los carteles presentados y toda la cartelería propia de la que dispone la cofradía.

La vallisoletana y diseñadora gráfica Marta Pérez Asensio, colabora con esta cofradía y realiza un logotipo para tal efeméride.

Se realiza en nuestra Parroquia una Misa de Hermandad para conmemorar el aniversario.

Como acto central se realizó en el mes de mayo una Gala Benéfica en el Auditorio de Medina del Campo, con las actuaciones de Arsenio Mago, Humorista Ricardo, Coro Rociero Medinense, Grupo de Baile El Romero de la Nava y la Banda CCTT de la cofradía. Toda la recaudación fue destinada a la Bolsa de Caridad “Ayudando a los más necesitados” y los artistas que actuaron lo hicieron desinteresadamente.

En unos tiempos tan difíciles para  la sociedad como son los actuales, la cofradía se hace eco de esta problemática y  promociona su Bolsa de Caridad desde el comienzo del año 2013, bajo el lema “Ayudando a los más necesitados”, en la que se reparten por diferentes establecimientos unas huchas-donativo para encontrar la colaboración solidaria, y continuar así con su labor social.

Con motivo del Año de la Fe, la Junta Local de Semana Santa, organiza un Vía Crucis, la cual acabará en un lugar tan emblemático como es el Castillo de la Mota. Como significante, los crucificados eran portados a hombros, en lo que nuestra cofradía participo con el Santísimo Cristo de la Agonía y el Santísimo Cristo de la Penitencia, el cual fue acompañado y escoltado por la Cofradía de la Soledad.

El 22 de Marzo el Pleno del Excmo. Ayuntamiento de Medina del Campo, decide otorgar a la localidad la declaración de “Villa cofrade” siendo así un ejemplo hacía otras poblaciones y fronteras en la cual se demuestra la implicación y trabajo de los cofrades por mantener viva las culturas y tradiciones de la localidad.

La Procesión de Caridad retomó la imagen de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna, para acompañar en procesión al Santísimo Cristo de la Agonía, teniendo así juntas las dos magníficas tallas del jesuita Domingo Beltrán. La noticia creó gran expectación, y consiguió congregar al mayor número de espectadores jamás visto en el lugar de los hechos, el atrio de la Iglesia de Santiago el Real. A pesar del tiempo, la belleza de la salida de estas tallas en la noche del jueves santo, fue recogida con gran respeto y  recogimiento, por la prensa, feligreses, devotos y curiosos allí apostados.

En 2014 se realiza una nueva actividad cultural, siendo unas visitas guiadas e interactivas adaptadas para niños e impartida por un grupo de monitores-cofrades en la cual descubrirán las diferentes zonas, imágenes y curiosidades de la Iglesia de Santiago el Real así como la Sede Social de la cofradía, viendo y participando con los diferentes enseres que allí se guardan.

Durante Semana Santa, se estrena la nueva pendoneta realizada para los desfiles procesionales, la cual abrirá la planta de procesión. La pendoneta ha sido realizada por la cofrade modista Nieves Losa con un nuevo diseño al que tenía la antigua, más acorde a los tiempos que estamos y con unos bordados que acompañan al nombre de la cofradía y el emblema de la cruz.

 “Inmensa capacidad de trabajo y superación quedan patentes en la historia de esta Cofradía. Muchos han sido los avatares por los que ha pasado pero siempre con la suerte de contar con unos cimientos inmejorables, sus cofrades. Personas anónimas que son la raíz y el fundamento de lo que entendemos hoy como Cofradía Penitencial de N.P. Jesús Atado a la Columna, desde el primer cofrade que la fundó hasta el último en inscribirse en la actualidad. Que sirva de homenaje a todos ellos.”

_historia cofradía_fermin

Fotografía: Fermín Rodríguez